Desde mi primera visita a Islandia, Seljalandsfoss me ha provocado sensaciones contrapuestas. Por una parte, sin ser la cascada más espectacular de la isla, es difícil no acabar hechizado por su hermosa y grácil estampa. No es un monstruo amenazante, como Gullfoss o Dettifoss, dispuesto a devorarte al menor desliz. De alguna forma, tanto sus dimensiones como su caudal la humanizan. Además, es una cascada cómoda, a la que se llega tras un breve paseo desde un aparcamiento situado muy cerca de la Ring Road, la principal carretera de la isla. Por si todo esto fuera poco, un camino permite recorrer la oquedad que hay tras Seljalandsfoss, añadiendo un atractivo adicional a la visita. El resultado es uno de los lugares más masificados que uno puede encontrar en Islandia, en el que es prácticamente imposible disfrutar del entorno con tranquilidad.

Llegando a Seljalandsfoss

Llegando a Seljalandsfoss.

Seljalandsfoss no entraba en mis planes iniciales. Pero el mal tiempo en Reykjanes y la niebla en Reynisfjara se combinaron para que acabase pasando por sus inmediaciones poco antes de las cuatro de la tarde, sin un plan demasiado claro para lo que restaba de jornada. El morbo de visitar uno de los lugares más populares de Islandia en medio de la pandemia del coronavirus acabó de empujarme a tomar el desvío y acercarme al aparcamiento a curiosear. Éste no estaba vacío, pero casi. Apenas media docena de vehículos y ningún autobús. Fue el argumento definitivo para decidir visitar la cascada por cuarta vez en mi vida.

Seljalandsfoss y el río Seljalandsá

Seljalandsfoss y el río Seljalandsá.

Quitando la ausencia de visitantes, las condiciones no eran demasiado favorables. Un día gris y un tanto anodino, con una luz que no ayudaba a realzar la belleza del lugar. Pero estaba prácticamente solo, una circunstancia que no había disfrutado en ninguna de las ocasiones anteriores. Incluso, hacia el final de mi breve visita, las pocas personas que había se fueron hacia el norte, recorriendo la senda que lleva hacia la cercana Gljúfrabúi y dejándome en la más absoluta soledad. La sensación era cuando menos extraña. Aquello parecía un episodio de Abandoned Iceland, la curiosa serie de videos sobre Islandia en tiempos del coronavirus realizada por The Reykjavík Grapevine.

Seljalandsfoss desde su cueva

Seljalandsfoss desde su cueva.

Ya que estaba frente a Seljalandsfoss, ¿porqué no recorrer su cueva, rodeando la cascada por detrás? Nunca lo había logrado. La primera vez, por no estar dispuesto a esperar en una larga fila, fruto del exceso de visitantes. La segunda, un amontonamiento de nieve congelada, de varios metros de altura, bloqueaba el camino. La tercera, apenas nueve meses atrás, se nos fue el santo al cielo y tuvimos que elegir entre recorrer el resbaladizo sendero o llegar a Landeyjahöfn a tiempo de subir al ferry rumbo a Heimaey. Y la cuarta, tampoco pudo ser. Un desprendimiento de tierra se había llevado por delante una sección del extremo septentrional de la senda, impidiéndome proseguir.

A los pies de Seljalandsfoss

A los pies de Seljalandsfoss.

En cualquier caso, pude recorrer la mayor parte del camino y disfrutar de las vistas desde detrás de Seljalandsfoss con toda la tranquilidad del mundo. Y sin tener que hacer malabares para conseguir que no saliera nadie en las fotografías. Más bien tuve el problema contrario. Cuando, para dar escala a la cascada, quise colocar en el encuadre alguna figura humana, resultó que no había nadie en la zona. Tan solo me acompañaban una pareja de gaviotas, que había venido a curiosear desde la cercana costa, y el incesante estruendo del agua, al golpear sobre la poza a los pies de Seljalandsfoss.

Seljalandsfoss

Para ampliar la información:

En este blog, la entrada sobre mi visita en invierno se puede ver en Seljalandsfoss: los males del turismo en Islandia.

Según Cristina, del blog Los Viajes de Wircky, Seljalandsfoss es su cascada favorita de Islandia: https://wircky.com/mi-cascada-favorita-de-islandia-seljalandsfoss/.

De la misma opinión son en Naturaleza y Viajes: https://www.naturalezayviajes.com/2016/10/seljalandsfoss-cascada-mas-bonita-islandia.html.

En la web Islandia24 hay un artículo adornado con dos de las clásicas fotos de la cascada, que más de uno tendrá en su memoria: https://www.islandia24.com/seljalandsfoss-cascadas-islandia-belleza/.

En inglés, la web de Extreme Iceland contiene una página muy completa con información sobre Seljalandsfoss: https://www.extremeiceland.is/en/attractions/seljalandsfoss-waterfall.El fotógrafo danés Mads Peter Iversen tiene un video en YouTube con consejos para fotografiar la cascada: https://www.youtube.com/watch?v=3brnJeigIqI.

  •  
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •