Autor: Isaac

Djúpavík

He estado en muchos sitios extraños a lo largo de mi vida. Pero ninguno como Djúpavík. La diminuta aldea, prácticamente abandonada, tiene una ubicación tan fascinante como su historia. Que ademas su acceso sea bastante complicado, por una larga pista que zigzaguea entre el mar y el casi siempre brumoso paisaje de Strandir, no hace más que añadir interés al lugar, envolviéndolo en un extraño halo de misterio.

Leer más